• Redacción

El peso de la corrupción tiene hundido al MIOCABLE


El primero en montar a los caleños al MIOCABLE fue Jorge Iván Ospina y ahora será el encargado de solucionar ese problema.

Antes que el peso de las cabinas, los pasajeros y el desgaste del cable, lo que tiene a punto de hundir el MIOCABLE es la corrupción.

Este sistema aerosuspendido se ha convertido en un pesado lastre para las finanzas del municipio que en 5 años de operación le ha significado más de 50 mil millones de pesos en subsidios de la tarifa.


El MIOCABLE fue inaugurado el 17 de septiembre de 2015 por el ex alcalde Rodrigo Guerrero Velasco, luego de soportar un impresionante tren de sobrecostos, haber afrontado un proceso judicial con la empresa CONALVIAS a la cual el entonces y hoy alcalde Jorge Iván Ospina le adjudicó el contrato de construcción.


Sin estudios previos, ni el aval del gobierno nacional que consideraba inviable ese proyecto, el MIOCABLE surgió en la administración de Apolinar Salcedo y con el decidido "empuje" de los concejales Juan Carlos Abadia y Carlos Urresty, quienes tomaron la idea de concejales de Medellín y Manizalez, donde también opera el sistema. En su momento se dijo que era un negociado con las empresas constructoras de cables.


En el gobierno de Jorge Iván, se dio el empuje final lo que significó uno de los más graves errores para las finanzas públicas. Lo que se proyectó en 17.2 millones de dólares quedo convertido en 85 milllones de dólares y lo peor con unos elevados costos de operación que ante la inminente liquidación de METROCALI significará la parálisis del MIOCABLE porque no hay dinero para su sostenimiento Por cada persona que se sube al aerosuspendido, el municipio paga 5.000 pesos, lo cual hace insostenible el sistema.

Con Luis Eduardo Barrera condenado por haber entregado dineros de METROCALI a una firma fantasma, Jorge Iván Ospina, embarcó a los caleños en la aventura del MIOCABLE.


Datos y Cifras

Inicialmente se previó de manera ilusa que el slstema tendría 20 mil pasajeros diarios, pero antes de su suspensión ordenada por la Superintendencia de Puertos y Transportes, la cifra no llega a los 5 mil usuarios, arrojando una pérdida cuantiosa para Metrocali. Más de mil millones de pesos mensuales tiene que sacar de sus finanzas la entidad, situación que llevó a que no se hiciera el mantenimiento adecuado poniendo en riesgo la vida de las personas que a diario utilizan el aerosuspendido. En Manizalez el sistema opera adecuadamente y es el mismo que existe en CALI y hasta el momento no ha necesitado el cambio de cable.


Las pérdidas

En pesos colombianos la alcaldía de Cali desde el período de Jorge Iván Ospina hasta la fecha, ha gastado en el MIOCABLE aproximadamente 145 mil millones de pesos, suma considerable que se habría podido invertir en el MIO y no en un sistema que no arroja resultados positivos para la ciudad, distintos a admirar un paisaje de casas de Siloé.

Nadie entiende como es que en solo 5 años de operación ya se debe cambiar el cable que sostiene las cabinas y cuyo costo es elevadísimo pues debe ser suministrado por la empresa Letner de Italia. La Superintendencia presume que el problema radica en los cambios que se hizo al diseño inicial para reducir costos, pues la empresa CONALVIAS pidió en el 2013 una adición de 30 mil millones para terminar definitivamernte el MIOCABLE.


Estas son las postales del recuerdo cuando se iniciaba la construcción del MIOCABLE cuyos sobrecostos fueron impresionantes, de 17.5 millones dólares iniciales se terminó pagando 85 millones de dólares.



139 vistas