• Redacción

Análisis del porqué el gobierno castiga a Cali ampliando la cuarentena

La falta de acción de las autoridades para contener el Covid19 hizo que el gobierno nacional le exigiera al alcalde Ospina extender la cuarentena por 15 días más. 

El acuerdo del alcalde Jorge Iván Ospina con los comerciantes del centro para reabrir el sector quedó en veremos luego que el presidente Iván Duque diera la orden de prolongar la cuarentena en Cali, Buenaventura, Bogotá, Cartagena, Bucaramanga y Barranquilla, ante el avance descontrolado del coronavirus.

La directriz presidencial se dio luego de que en Cali los casos de Covid19 superaran los 2200 con la muerte de 100 personas y una ocupación del 70% en las Unidades de Cuidados Intensivos, según lo confirmó el propio alcalde Jorge Iván Ospina, ante el bloque parlamentario.

Con semejante panorama tan dramático era imposible permitir a la ciudad, como lo propuso el alcalde, de abrir los sitios de rumba, los restaurantes, el comercio, los centros comerciales, el transporte público, incluidos los piratas, pero el alcalde insistía en que la ciudad ya estaba cansada de la cuarentena y era hora de abrir la economía.

En Bogotá se enteraron de la poca efectividad del alcalde quien paradójicamente es médico y le prohibieron abrir discotecas y menos con la idea de hacer las rumbas en las calles con equipos de sonido. La teoría del alcalde es que no importan los contagios porque no se va a permitir que la gente que vive de las discotecas vaya a morir de hambre.

Manejo equivocado

En Cali el manejo de la Pandemia del Covid19 ha sido equivocado. La acción del gobierno se ha centrado en contratar la compra de mercados, de insumos médicos y todo bajo el manto de duda sobre la idoneidad de las compras, hasta el punto que se detectaron manejos irregulares por 5 mil 700 millones de pesos.

El alcalde Ospina, pese a que es médico, desestimó los contagios del coronavirus en el Distrito de Aguablanca porque según él ese virus lo traían los ricos desde el exterior, pero ahora el foco principal de contagios está en el oriente de Cali. La laxitud del alcalde permitió que los ciudadanos del distrito no guardaran la cuarentena, la gente se relajó, no hubo distanciamiento social, no hubo autoridad que les hiciera confinar. Los habitantes del oriente con sobrada razón decían que con hambre no podían guardar la cuarentena y la alcaldía no se hacía presente con la ayuda alimentaria.

Los venezolanos

Ospina, entonces lanzó el foco del problema del contagio del covid19 a la población migrante venezolana. Dijo que eran los portadores del virus y por eso los transportó en buses hasta la frontera. En ese proceso se gastó mil millones de pesos y el rumor de que en Cali había un alcalde chevere que los mandaba en buses hizo que oleadas de ciudadanos se vinieran para la capital de la alegría a que el alcalde lo enviara en confortables buses.

Hasta el momento no se conoce del primer caso de un ciudadano venezolano contagiado por coronavirus, ni que haya muerto por el mismo virus. Así que la teoría del contagio de los venezolanos se le cayó a Ospina.

Santería cubana

Arrinconado por la crisis, el alcalde caleño, empezó a sufrir de ansiedad y de actitudes extrañas. A la ciudad la consagró a los dioses de la santería cubana, famosa por sus ritos de brujería. Por medio de un trino, el alcalde Jorge Iván Ospina, invocó a los dioses africanos para que salven a la ciudad del efecto devastador de la pandemia del Covid19.

El alcalde en la oración invoca al "hacha de Changó para vencerles en la batalla". La santería cubana es considerada como un rito satánico y através de ella muchos santeros en diferentes lugares del mundo ofrecen los servicios para atraer parejas, solucionar problemas económicos, de salud. Para ello acuden a los Dioses de la santería y hasta realizan entierros con restos humanos para regresar al ser amado.

En otras religiones africanas creen que esa invocación a los dioses es sagrada y no tiene nada de demoníaco, son rituales sagrados que se hacen para mejorar la suerte o atraer a los seres celestiales.

Sorprende que el alcalde en medio de la pandemia haya sacado sus creencias en la santería aunque ya se había rumorado que él realizaba rituales especiales en las noches frías de Pance para alejar las malas influencias o recibir favorablemente el año. Los chismes dicen que invocando a los dioses y en un baño en el río como vino al mundo, se obtiene la gracia divina de la fortuna. 

La oración de santería del alcalde Ospina es la siguiente: 

Santos queridos
despojame y quitame lo malo
pa ti, pa mi y para todo nuestro pueblo.
La fuerza ancestral nos protege, agua y bendición.
Vamos a acuñar el hacha de Changó para vencerles
en batalla.

No se sabe si para la efectividad de la oración hay que bañarse empelotos en el Río Pance, pero ya se tienen varios voluntarios, pues los dioses dicen que nada bueno le espera a Cali por la inactividad del alcalde.

Lo dejaron solo

Pero también hay que reconocer que al inicio de la Pandemia los gremios económicos dejaron solo al alcalde pues aquel les había pedido que le donaran mercados y dinero para atender la emergencia. Nadie se apareció con nada, mientras en Medellín se recogieron 40 mil millones, Bogotá otros 80 mil millones, el Valle 10 mil millones y Cali no recogió un solo centavo porque a los dirigentes gremiales les dio desconfianza depositar ayudas a la alcaldía.

Sopa y seco de Medellín

La gente creía que Cali estaba bendecida por tener a un médico como alcalde y con los resultados de la pandemia parece que fue lo contrario una maldición. Mientras la ciudad es consumida por el avance del coronavirus el alcalde se dedicó a las audiciones de salsa y a lamentarse en el facebook porque no ha podido dormir.

En Medellín el alcalde Daniel Quintero es el ejemplo nacional en el manejo de la Pandemia. Su primera acción fue nombrar un gerente para el coronavirus, un comité científico integrado por epidemiólogos, infectólogos, matemáticos, médicos, gerontólogos, psicólogos, expertos en Tics. El comité integrado por Ospina era de Valenzuela, Argemiro Cortés, Carlos Alberto Rojas, Miyerlandi Torres, Nora Valenzuela, entre otros. Los paisas hicieron un trabajo tan mancomunado que solo se han presentado 3 muertes por Covid19 y durante un mes no se presentó un solo deceso. El promedio de Cali son 4 muertos diarios por la Pandemia.

Los hornos crematorios

En lo que si avanzó el alcalde Jorge Iván Ospina, fue en la adecuación de 7 hornos para que trabajen día y noche en la cremación de 500 cuerpos, mientras que los cementerios están acondicionados para laborar eficientemente e impedir que los cadáveres permanezcan en calles o casas, como ocurrió en Guayaquil Ecuador.

El mensaje enviado por la administración es que ya esta preparada la ciudad para una eventual  mortalidad por Covid19.

No lo han invitado

Al único alcalde de ciudad capital que no han invitado a dar a conocer sus resultados de lucha contra el Covi por parte del presidente de la república, Iván Duque, es a Jorge Iván Ospina. El país no ha podido conocer las acciones que ha emprendido el mandatario caleño para enfrentar la amenaza del coronavirus.


0 vistas

Suscribase a La Razón de Cali

  • White Facebook Icon