• Redacción

A la "Cali amada" el gobierno nacional la trata como tienda de mecato y el alcalde agacha la cabeza


Por Edgar Buitrago Rico / Como dice el título así ha sido tratada la Alcaldía de Cali por la Ministra del Interior ALICIA ARANGO quien acorde con su temperamento lo único que le faltó es darle correa al Alcalde JORGE IVAN OSPINA.


Es humillante el desconocimiento a la autoridad municipal y digo municipal porque Cali de distrito solo tiene un calificativo. Una circular es una directriz, pero la MINISTRA, en cambio ORDENA “al Alcalde de la ciudad de Cali”, “la implementación de las siguientes medidas” y las relaciona; es decir no es una circular sino una ORDEN que ni siquiera fue impartida por el Presidente de la República como debió ser por dignidad, derecho y respeto la circular CIR2020-61-DMI-1000 de 29 de mayo de 2020.


De ahora en adelante como cuando los Alcaldes eran NOMBRADOS, el de Cali tiene que estar pidiendo permiso para actuar, y deberá solicitar que vengan desde el Ministerio del Interior y de Salud a visitar el centro de la ciudad para que comprueben que el Alcalde Ospina ha acatado lo ordenado y que el sector del comercio puede retomar sus actividades; ese ruego lo debe hacer de inmediato por los gastos en que incurrieron los comerciantes ilusionados por la magia del alcalde.


La situación amerita que el Concejo de la ciudad analice el procedimiento utilizado por el Gobierno Nacional y llamar a debate al secretario de Desarrollo Económico de la ciudad, Argemiro Cortés, porque lo que se evidencia en una circular tan detallada, es que no hubo una real apreciación de la situación de la pandemia en Cali porque incluso a través de una transmisión por televisión desde UNICENTRO se difundió la apertura de los Centros Comerciales.


Es decir que Cali ha sido paralizada por el “golpe” Ministerial; Alicia Arango, indicó que la capital vallecaucana deberá esperar para aperturar nuevos sectores de la economía debido a "las condiciones de alto riesgo por el crecimiento sostenido de la incidencia de casos de Covid-19, y la baja disciplina local".


Duele decirlo pero todo el comercio y todos los sectores de la economía solo pueden esperar del Alcalde una vocería ante el Gobierno Nacional pues ha perdido la capacidad decisoria en el tema. Cabe la pregunta ¿es el Alcalde Ospina es el indicado para esa vocería? O acaso no sería mejor que asumiera esa tarea la Gobernadora o porque no el denominado bloque parlamentario.


En la circular como para reconocer autoridad del Alcalde, lo instan (es decir exigen) a “la expedición de los decretos a los que haya lugar, para dar cumplimiento a las instrucciones impartidas": Alcalde, Jorge Iván Ospina, proceda al CUMPLIMIENTO DE LAS INSTRUCCIONES y ofrézcales excusa a los comerciantes del centro de la ciudad y a los gerentes de 17 centros comerciales sobre la reapertura prometida.

Tampoco olvide dentro de la orden impartida en la circular realizar "un monitoreo estrecho, con una estrategia de tamización con el apoyo del Instituto Nacional de Salud", no lo olvide, por lo pronto su sumisión a lo mejor es bien vista como manifestó a través de redes sociales que se sujeta "a la directriz del presidente Iván Duque y de la señora ministra del trabajo Alicia Arango de no abrir los centros comerciales. Postergamos la apertura que se tenía prevista para este lunes.

En tiempos de crisis debemos actuar unidos", pero le aclaro no mencione al Presidente sino ahora a su Jefa Alicia Victoria Arango Olmos.

63 vistas

Suscribase a La Razón de Cali

  • White Facebook Icon